sábado, 6 de agosto de 2016




LA FUENTE

El sol alumbraba en la tarde fría,
el pájaro canta subido en la encina,
la fuente manaba agua cristalina,
agua con anises que amores vendía.

Tarde de pasiones
en la fuente aquella,
donde los recuerdos
quedaron en ella.

¡Oh!
Fuente si hablaras.
Cuanto tú dirías
promesas que han roto
los que se querían.

Amores frustrados...
Penas, alegrías,
todo cuanto lleva
consigo la vida.

En tu banco de piedra,
de piedra caliza,
cuantos pensamientos
que a nadie decían.

Cuantas ilusione,
cuantas alegrías,
cuanto amor se ha roto,
pena nos daría.

Ay, fuente tan vieja.
Alcahueta, espía,
has sido testigo
de toda una vida.

Oh, fuente tan vieja.
¿Cuanto sabes de otras vidas?
Tú seras eterna,
siempre tendrás vida.

La gente se marcha
la noche domina,
se dan un descanso
hasta el nuevo día.

Casi con el alba
llegan otras vidas,
tú nunca descansas,
tu agua es limpia.

Aquel que la prueba
ya nunca la olvida,
tu agua con anises
que en el monte crías.

Tú como siempre
demostrando alegría.
Mirando las lágrimas
de un rostro caían.

De un rostro marchito,
su pena se veía,
surcando su rostro
lágrimas caían.

sus promesas rotas,
su amor lo perdía.
Las bellas palabras
en la fuente un día.

Sigues dando agua
para amantes que lleguen,
agua cristalina
para quien la bebe.

De un agua tan pura
nadie desconfía,
aquel que la beba
destroza su vida.

Se oye un lamento,
una voz perdida,
deja, no la bebo
es agua maldita.

El sol alumbraba
en la tarde fría,
el pájaro canta
subido en la encina.

El banco de piedra
se queda sin vida,
más, la fuente espera
mucho de la vida.

Amantes que lleguen
llenos de alegría,
tú, perversa fuente
destroces sus vidas.

Oh, fuente perversa,
vieja y alcahueta,
destrozas las vidas,
nadie se da cuenta.

Tu agua con anises
nadie la desprecia,
pero quien la bebe
su vida te entrega.


FUÉ ESCRITO ENTRE 1975 Y 1980.
PUBLICADO EL 6 DE AGOSTO DE 2016.
MANUEL MALDONAD MARTÍN.
DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS.


Os saludan mis... M. M. M.


viernes, 10 de julio de 2015

 
 
 
 
 
 
DON ANACLETO

Vida y milagro de una historia que no te dejará indiferente.

Don Anacleto era muy anciano cuando murió su esposa.

Eran uno de esos matrimonios especiales,
que te fascina por su compenetración, por
la lucha diaria por la vida y el bien estar de los suyos.

Su esposa,
durante largos años había trabajado con ahínco,
para sacar adelante a su familia.

Su mayor deseo era ver a sus dos hijos
convertidos en unos hombres de bien.
Respetados por los de más,
para que eso fuera posible, dedico su vida y
su escasa fortuna a ese menester.
Se esforzaron más en la educación y
preparación de Prospero.
Era el mayor, el heredero universal,
estaba llamado a llevar el peso y
la responsabilidad de la familia

¡¡ El otro hijo... ¡¡ Tardío !!

Se le dio lo indispensable
para que tuviera una vida cómoda,
pero no tenía el compromiso de cuidar de los padres.
Era Prospero el que tenía el compromiso de
ayudar en caso de necesidad.

Don Anacleto, al llegar a los noventa años,
un día al levantarse,
se dio cuenta que se...,
encontraba sin fuerzas, sin esperanza,
miró una y otra vez sus manos, estaban vacias.

Después de morir su esposa...
Sólo le quedaban los recuerdos y mucha soledad.

¡¡ Pensó en sus hijos !!
Especialmente en Prospero.

Los dos eran brillantes profesionales.
Por lo pactado y
la educación que le habían dado
a Prospero, don Anacleto
estaba esperando que este 
le ofreciera su apoyo y comprensión.

Don Anacleto esperaba,
pero veía pasar los días
sin que sus hijos aparecieran.

Decidió por primera vez en su vida,
pedir un favor a su hijo favorito,
el cual había sido educado
convenientemente para ello.

Una mañana, se armó de valor,
se encaminó al domicilio
de su bien amado hijo Prospero.

Don Anacleto tocó a la puerta
donde vivía con fu familia.

- ¡¡ Hola Papá !!
  • ¡¡ Qué milagro que vienes por aquí !!

  • - Ya sabes que no me gusta molestaros,
    pero me siento muy sólo,
  • no me quedan fuerzas,
  •   estoy muy  cansado y viejo.

  • Pues a nosotros, nos da mucho gusto
    que vengas a visitarnos,
    ya sabes que nuestra casa es tu casa.

  • Gracias hijo,
    sabía que podría contar con vosotros,
    pero temía ser un estorbo.

  • ¿ Un estorbo... ?

  • - No os molestaría si decidiera...,
    quedarme a vivir con vosotros.

  • ¿ Quedarte a vivir ?, si...,claro...,
    pero, no se si estarías a gusto.
    Tú sabes..., la casa es pequeña,
    mi esposa es muy especial...,
    luego los niños.

  • - Perdona hijo,
    si te causo muchas molestias...,
    olvídalo, no te preocupes por mí,
    otro me dará la ayuda
    que tú no puedes darme.

  • No Padre, no es eso,
    sólo es que...,
    no se me ocurre donde podrías dormir.
    No puedo sacar a nadie de su habitación,
    mis hijos no me lo perdonarían..,
    al no ser...,
    ¿ que no te moleste dormir en el porche ?

  • ¿ Dormir en el porche ? Esta bien.

El hijo de Don Anacleto llamó a su hijo
Capricho de 17 años.

  • Dime papá.

  • Mira hijo,
    tu abuelo se queda a vivir con nosotros,
    tráele una manta para que se cubra en la noche.

  • Si, con mucho gusto papa..., ¿donde va a dormir?

  • En el porche,
    no quiere que nos incomodemos por su culpa.

Capricho subió a por la manta,
tomó una tijera y la cortó en dos mitades.

En ese momento llegó su padre.

¿ Qué haces Capricho... ?
¿ Por qué cortas la manta de tu abuelo?

  • Sabes Papá,
    estaba pensando...

  • ¿Pensando qué ?

En guardas la mitad para cuando tú seas viejo.

¿ No se ?

- ¿ Qué no sabes ?
- Que puedas decidar venirte a vivir a mi casa.


PUBLICADO EL 9 DE JULIO, 2015.
Manuel Maldonado Martín.
DERECHOS DE AUTOR RESERVADO.

Os saluda mis tres. M. M. M.

lunes, 22 de junio de 2015

EL SISTEMS

EL SISTEMA
Hablamos del sistema
cómo si fuera algo imprescindible,
no hay más ciego
que el que no quiere ver.
El sistema es...,
¡¡¡ nuestro enemigo !!!
No me hagas regalos materiales,
no quiero riquezas,
no me puedes regalar...,
lo que realmente podría interesarme.
la eternidad sin enfermedades.
Sin preocupaciones,
sin sobre saltos,
la vida eterna y mucha paz.
No me hagas promesas,
no quiero las verdades a medias,
ya no compro mentiras,
la eternidad no existe.
 
¡¡¡ mejor !!!
regálame...
un tiempo en tus labios,
un rato en tu piel,
lo de más me sobra.
¡¡¡ no necesito más !!!
¡¡¡ el sistema !!!
¿ Sabes que es el sistema ?
Es el chollo que se han
inventado unos pocos
para darse la gran vida
a costa delos ignorantes.
El sistema es...,
quienes nos masacra,
nos deja sin trabajo,
sin casa,
nos despoja
de lo poco que hemos poseído.
Se regala al banco malo,
de verdad que es malo.
Se lo reparten
los políticos de turno,
sus familiares,
amigos de confianza.
¡¡¡ El sistema es,
mi y tu enemigo !!!
¡¡¡ europa,
gran continente !!!
para alemania,
reino unido.
algún que otro...
país sin importancia,
Si no eres paraíso fiscal
¡¡¡ En verdad,
europa es !!!
Un continente lleno
de miseria,
por el expolio de muchos,
sin derechos, sin libertad.
un ejercito de Esclavo,
paro, trabajo mal pagado,
así nos quieren,
borregos y en silencio.
 
No te cabrees,
no vayas
molester sus señorías.
ojo con la ley mordaza.
Nos dijeron que era el cielo,
nos han traído el infierno.
¿ Donde ha quedado esa europa
que tanto nos prometieron ?
Que le pregunten a Grecia,
España o Portugal,
algún que otro país
que también lo pasa mal.
¿ Donde han quedado las promesas ?
Unidos para prosperar,
hay que aplastar a los griegos,
no nos pueden dominar.
No importan los que se mueran,
si son pobres nada más,
los ricos están a salvo,
pobres,
es de lo que hay más.
Que nadie alce la voz,
si Merkel no lo autoriza,
los de más como palmero,
con aplausos y sonrisa.
Para que quiero esta europa
que me somete a sistema,
el sistema no es mi amigo,
es como Europa enemigo.

yo quiero una europa unida
política y monetaria,
europa de las personas,
nunca esclavos de los bancos.

recemos todos por grecia,
no nos queda mucho más,
nuestros fantasmas políticos,
no nos dejan hacer más.
Publicado el 22 de junio, 2015.
Manuel Maldonado Martín.
Derechos de autor reservados.
Os saludan mis tres. m. m. m.


lunes, 17 de noviembre de 2014



¡¡ TRIGO Y AMAPOLAS !!

¡¡ LA LUNA Y LAS AMAPOLAS !!!

La luna viene esta noche
recreada en tu ventana,
viene a cantarle a mi niña
para que duerma una nana.

¡¡ No cantes canción de cuna !!
cántale cante de amores,
cantale luna a mi niña
con pico de ruiseñores.

El trigo que está maduro
le dice a las amapolas,
dejadme que me recojan
aunque os encontréis solas.

El nuevo trigo vendrá
de nuevo en la primavera,
con las espigas en flor
para quitaros las penas.

¡¡ Mi niña coge amapolas
en los campos de trigales !!
Pero no ha encontrado ninguna
tan bonita que le iguale.

Los colores de mi niña
son puros y verdaderos,
son los que le dio la vida
encargados por el cielo.

No hay cariño más sincero
que el cariño que yo siento,
está agarrado a mi cuerpo
no se lo llevará el viento.

Pásame viento el perfume
de la amapola en el trigo,
no puedo olerla, no...,
siempre se queda contigo.

¡¡ Mi niña !!
Trae en sus brazos
unas espigas de trigo,
para saciar el hambre
de pobres que no han comido.

Luceros y luna llena
iluminar el camino,
me voy a buscar a los campos
más espiguitas de trigo.

El trigo que sembró el hombre
la tierra nos lo regala,
la lluvia cae y no lo riega,
el sol con sus rayos grana.

Los hombres cortan las espigas,
en la era lo desgranan,
unos pocos se lo comen,
los demás pasamos gana.

¡¡ Avisar...
A quien tiene hambre !!
Decirle que el campo aguarda,
que los trigales curados
en los campos se desgranan.

Duendes de la media noche
despertarse con el alba,
dejar que la gente hambrienta
pueda sacias sus ganas.

La luna se está poniendo,
se ha olvidado de la ventana,
mi niña se ha quedado dormida,
está durmiendo en la cama.

Ríñele luna lunera
al lucero que no calla,
esa cancioncilla alegre
puede que la despertase.

El trigo está en el granero
las amapolas lo llaman,
quieren alegrar sus verdes
en la mañana templada.

Dejadme aquí reposar
al resguardo de la casa,
yo que me he criado en el campo
estás aquí es mi desgracia.

Los hombres que me sembraron
mis espigas, recogieron,
dejando las amapolas
que son lo que yo más quiero.

Fue escrito en Barcelona España.
El día 17 de febrero, 1.982.

PUBLICADO, 17 DE NOVIEMBRE, 2014
Manuel Maldonado Martín
DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

Os saludan mis tres.  M: M: M: